La ventana, 14ª parte.

 

 

Llegamos al casco viejo. El taxi paró en la puerta de un local. El edificio era de ladrillo rojo y la puerta azul. Al entrar saludó al hombre que se encontraba en la entrada, que creo que no era un portero, si no más bien un camarero en la hora del cigarrillo. Dentro, las mesas estaban cubiertas con mantones bordados y sobre ellas pendían unas lamparitas de pantalla negra, así como las paredes, que también eran de ese color. El techo no, el techo era blanco. Pero había tal cantidad de flores pintadas de todos los colores, dorados y plateados, que apenas se veía el fondo. Era como estar en un sueño de Alicia. Solo faltaba el gato y un conejo diciendo que llegaba tarde.

Sorteamos unas cuantas mesas con sus respectivos ocupantes hasta llegar a la barra. ¡Dios! El mundo es bello, creedme. Un camarero alto y rubio, pero rubio, rubio, de pelo largo y coleta vino a su encuentro.

“Hola. Llegas tarde y ya van cuatro días seguidos, ya verás la jefa.”

Y se abrazaron. Luego el rubio con coleta descubrió mi presencia. Bueno, yo creo que ya me había visto al venir hacia nosotros, pero pasó de mí hasta ese momento. Mi vecino me miró entonces también, como si ya no recordara que yo estaba allí con él. Sonrió de nuevo. Todo el trayecto desde que me dijo su nombre, lo hizo en silencio. Muy serio. Fue una gozada verlo sonreír otra vez.

“Te presento a Holly. Trátala bien. Es mi vecinita. Vuelvo en seguida.”

Le dio el estuche con su saxo y se largó. Soy su vecinita. Si hubiera dicho que era su sobrina pequeña no me hubiera sentido más frustrada. Me vi con coletas y una bata del cole, en ese momento. Quizá si que estuviera en el país de Alicia. Y yo era ella.

El camarero rubio agachó la cabeza para meterse en la barra. Cuando volvió a aparecer en frente de mi, me preguntó que qué quería tomar. Si pedía otra vez agua, si que parecería Alicia, así que me pedí un Borgoña. Igual no pega a esas horas, pero me gusta. El chico rubio, además de ser rubio era de piel blanca, aunque estaba bronceado. Y eso, supuse que era lo que había hecho aparecer en su cara esa constelación de pequitas, que hacían juego con el azul cielo de sus ojos. Cuando me puso la copa con el Borgoña, me guiño un ojo y sonrió.

“A sí que eres su vecinita… voy a tener que mudarme a esa escalera.”

“Pues te aburrirás un montón.”

“No creo. Teniéndoos a Ale y a ti como vecinos, sería imposible aburrirse.”

Me dejó con mi Borgoña y fue a servir a una pelirroja que acababa de entrar y que por lo visto conocía. Miré a mi alrededor, para situarme y para ver si lograba encontrar a… Ale?  Lo había llamado así, no? Ya me había acostumbrado a pensar en él como “el vecino interesante” y ahora no podía asociarlo a un nombre. En el local, que era una pasada, había mesas repartidas por todas partes sin ningún tipo de orden. Al fondo se encontraba un pequeño escenario, no muy elevado del suelo. Un par de escalones y estabas en él. Tenía un piano en el centro, ladeado. Y en un lateral, una batería. Demasiado apartada, no creo que la utilizaran esa noche. Justo al lado del escenario, había un pasillo tapado por unas cortinas de raso negras, que se abrieron y apareció él seguido de una mujer. Creo que ella estaba enfadada. Antes de que mi vecino llegara a la barra, el rubio pecoso ya había puesto a su disposición un vaso con hielo y Bourbon.

“Dame a ‘J.C.’

“¿No vas a tocar?”- Dijo el rubio.

“Parece que no.”- Contestó él.

“Para tocar hay que llegar antes.”-Dijo ella.

La mujer tenía una voz profunda, bonita. Pero estaba de mala leche. Era guapa. Jode. Si, jode que fuera guapa. Eso me quitaba posibilidades. Ella lo conocía de antes, así que tenía más puntos que yo. Claro que después de presentarme como  su “vecinita”, no creo que pudiera tener esperanzas. Él la miraba con furia, pero no hacia ella. No sé como explicarlo. Lanzaba miradas a las cortinas, como esperando que saliera alguien de ellas. Entonces salió. ¿Os he dicho antes que el mundo es bello? Pues no lo he dicho lo suficientemente alto ni claro. Es bellísimo. Bellísima, en este caso.

 

                                                                                                                                      (Continuará…)

                                                                  

 

Anuncios

4 pensamientos en “La ventana, 14ª parte.

  1. Hola…
    He vuelto a tomar el hilo, por fin!! No sé cuánto podré ni cuándo podré volver cuando me vaya… Pero aquí estoy!!
     
    Besos,
    Ana

    Me gusta

  2. con frío…. es porque  tienes el abrigo
    con alegría…… es porque  tienes una sonrisa
    con lágrimas… es porque tienes un pañuelo
    con versos es… porque  tienes la música
    con dolor es… porque tienes el  remedio
    con palabras es… porque tienes la audición
    con hambre es… porque tienes el alimento
    con besos… es porque tienes miel
    con dudas… es porque tienes el camino
    con orquestas… es porque tienes la fiesta
    con desanimo… es porque tienes el estímulo
    con fantasías… es porque tienes la realidad
    con desespero… es porque tienes la serenidad
    con entusiasmo… es porque tienes el brillo
    con secretos …es porque tienes la complicidad
    con tumultos …es porque tienes la meditación
    con confianza …es porque tienes el azul
    con miedo.. es porque tienes el amor
      Nadie llega por acaso a  TI!!besos y feliz fin de semana

    Me gusta

  3. Tengo que felicitarte,cada dia escribes un poco mas largo el relato!!!!!!GRACIAS !!!!!!!Holliday en la posdata hay mucho sentimiento oculto¿eres correspondida?espero que si,tanta sensualidad no puede caer en  saco roto.Un besazo con cafe y luz (llevo 2 cortes esta mañana,pero…..paciencia)Marina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: