La cara de arriba, (This side up) VI

 

 

VI

 

Eva entró en el café apresurada y se sentó en la barra. La mujer del día anterior vino enseguida que la vio. Le preguntó que como estaba hoy, si se sentía bien. Ella le dijo que “sí, gracias” y le subieron los colores. Insistió en comer allí mismo, en la barra, pero no la dejaron. Le prepararon una mesa y le pusieron el plato del día: “Pasta con panceta, gratinada y una ensalada de berros con espárragos y atún. ¿Te gusta? A comérselo todo, que estás muy flaca. Luego te traigo el postre: Flan de manzana con miel.” Suerte que no comería más allí, si no se iba a poner como una vaca. No vio al hombre que estaba con ellos el día anterior, pero no supo si preguntar por él. Se lo comió todo y como pudo salió de allí disparada para la oficina. Llegó a tiempo del Tai-Chi. Pasó la tarde pendiente del reloj. Al llegar la hora de ir a casa se sintió triste, sin saber por que. Pero se fue a la estación y cuando llegó a su parada, bajó. Fue a por el pan y subió a casa, como siempre. Y volvió a hacer lo que siempre hacía, como si no tuviera otra cosa que hacer por que eso era lo único para lo que ella servía. Por la noche, en la cama, no podía dormir. Se levantó varias veces a la cocina, a ver si bebiendo agua se le pasaban los ardores de estómago. Al final tomó un Almax, pero ni con esas. En una de las veces que se levantó, sintió refunfuñar a Rafa: “¿Podrías estarte quieta? Si no puedes dormir, ve al sofá, por lo menos que duerma yo.” Y se fue al sofá. Y se durmió al fin. Por la mañana al despertar pensó que no se dormía tan mal en el sofá.

_______

 

Había sido una mala idea cambiar de lugar. En el otro barrio aún eran más serios y grises. Tenía que conseguir que el viejo le devolviera la fianza y largarse a otra ciudad. Le pesaba el ambiente. Quizá fuera que empezaba a hacer frío y a la gente ya no le apetecía escuchar música en la calle. Quizá fuera que no tenían orejas, como le había dicho a Dolores el otro día. Cuando bajó del tren se fue a ver a sus nuevos amigos. Un café allí le sentaría bien. Siempre hay gente que hace que tu vida parezca mejor, si les dejas que te ayuden a pintarla de bonitos colores. Dolores y su hijo, Andrés, eran de ese tipo de gente. Y mirando bien a los clientes que tenían, te dabas cuenta de que todos estaban allí por el mismo motivo. Se sentían bien. Había una especie de energía que emanaba de la pareja formada por madre e hijo. Una corriente de energía positiva. Se sentó en la barra, al fondo de todo y el chico se acercó. “Hoy ha vuelto” dijo. Pero no sabía de qué le estaba hablando y no hizo caso. Tomó su café y saludando a Dolores con la mano, salió a la calle. Volvió a la pensión y se encontró con Patri llorando en el rellano. “El viejo me ha echado, ¿Qué voy a hacer ahora? ¿Dónde iré esta noche? Tengo un cliente.” Eso no se lo esperaba.”¿Te devolvió la fianza?” No, y ella no se atrevía a pedírsela. Vaya tela con el viejo. Entró y se dispuso a pelear con él para que les diera la fianza a los dos y largarse de allí. Pero no hizo falta. Le esperaba, le dio su dinero y el de “su amiguita”, y por la espalda y a lo bajo le dijo: “chulo”, despectivamente.

________

 

Dejaron la yegua con el veterinario y salieron las dos de compras. Entraron en una tienda que vendían de todo y allí compró ropa interior: unas camisetas de felpa, braguitas y unos cuantos calcetines para Brisa. Luego fueron a una boutique infantil y allí, unos pantalones de pana que Brisa vio en el aparador de color verde chillón, un jersey rosa con unas flores rojas, una falda de cuadros de muchos colores, unos leotardos de rallas multicolor también, un peto tejano, unas camisetas de algodón de diferentes colores y un abrigo de paño de color marrón. Luego entraron en la zapatería y allí la niña se probó tres pares de botas, y ninguno le gustó. Ella quería unos zapatos rojos, pero no tenían. Así que Lucía compró las que a ella le gustaron. Para que se le pasara el enfado, llevó a la niña a ver al panadero. Eso le encantaba. Hoy no llovía y el sol aún calentaba lo suficiente así que tomaron un bocadillo sentadas en las mesas de afuera y Brisa no paró de canturrear. Pasearon un rato antes de volver a la consulta de Juan y vieron un perro color canela atado al tronco de un árbol. La niña quiso esperar a ver si alguien venía a por él y también darle algo de comer. Entraron en la tocinería y ella pidió recortes de lo que fuera para el chucho. Preguntó si era de alguien y nadie le supo decir nada. Mala cosa, ahora Brisa ya no querría irse sin él. Bueno, lo soltaría y se lo llevaría a Juan a la consulta, él sabría que hacer, pero tenía claro que no se llevaría el chucho a casa. Aunque nadie puede resistirse a las lágrimas silenciosas de Brisa. Así que volvieron a casa con el perro. No compró nada para ella, otro día.

__________

 

Ahora tenía un perro y los perros, tienen nombre. Lucía le había dicho que el perro era de color canela cuando lo vieron atado al árbol. Y ese no era un mal nombre. Aunque era un perro “perro”, así que no se podía llamar “Canela”. Se llamaría “Canelo”. Además del perro nuevo, tenía ropa nueva. Un montón. Había unas botas que no le gustaban y un abrigo de color caca que tampoco, pero lo demás lo había escogido ella y sí que era chulo. También habían ido a ver al panadero hacer pan. Le encantaba ver subir la masa e hincharse como una pelota de fútbol gigante. Al volver a casa le había enseñado todo a “Canelo” Y él se había hecho pipí en todos los rincones. Lucía dijo que era normal, que estaba marcando su territorio, pero ella no entendía porqué lo hacía. Toda la casa era suya igual que de ella, por que ahora era su perro. A veces los perros hacen cosas así de raras. Su mejor amiga Susana también tenía un perro y le contó que un día, se comió una zapatilla de su padre. Ella no sabía por que lo había hecho, por que siempre le daban de comer de lo mejor. Por lo menos eso decía siempre su “mami”, que “se gastaba un dineral en comida para perros”. “Canelo” comería lo mismo que ella y si a ella no le gustaba la comida, no se la daría a él. A lo mejor por eso el perro de Susana se había comido la zapatilla de su padre, por que no le gustaba la comida para perro.

________

Anuncios

7 pensamientos en “La cara de arriba, (This side up) VI

  1. Me gusta mucho como escribes, pero hoy me quedo con esta frase:
    "Siempre hay gente que hace que tu vida parezca mejor, si les dejas
    que te ayuden a pintarla de bonitos colores".
     
    Yo no lo habría descrito mejor, eso es lo que pienso.
     
    Un besin de aquí a la luna y de vuelta.

    Me gusta

  2. Adultos y maduros Holly?  a partes iguales? uhmmmm que bien proporcionada estas  jijiji besitos  color turquesa,,unos mil mas o menos,,
    muas muas Marinita wapa,,
    Cain,,

    Me gusta

  3. Boun guiorno per la matina. he empezado el dia con Pink Floyd… asi que hoy voy a hacer la compra en plan psicodelico… a ver si me meto este fin de semana a fondo con las Estaciones, que lo tengo descuidado.
    Y marina… no le digas esas cosas Holly que luego esta insoportable, con el ego por las nubes y a ver quien es el guapo que la baja de ahi…
    un besote a las dos.
    toni http://cafedelartenburgo.blogspot.com/

    Me gusta

  4. Hola…
    A mi también me gustaría tomar ese café contigo, si un día me atrevo te lo hago saber. Sería una pasada.
    Me gusta que te guste Eva, mi prefe es Lucía, ya irás viendo por qué. Y Brisa es,,, esa niña que todos hemos sido y que , no sé por qué motivo, nos empeñamos en no recordar. Cuando nos hacemos "adultos y maduramos" (en algunos casos eso de madurar es un decir), olvidamos reacciones de cuando éramos pequeños y pretendemos que un niño comprenda nuestro mundo como nosotros lo comprendemos, sin recordar que un niño JAMÁS lo ve igual. Ellos ven todo bajo otro prisma, con otros ojos, los del corazón, los del deseo, su deseo: El amor. Cualquier tipo de amor, para ellos es lo más importante. Me gusta mucho escribir desde "mi niña", la que hay en mi. Es un ejercicio duro, en serio, obliga a recuperar muchas cosas, puntos de vista distintos…  Aunque lo recomiendo a todos.
    ¡Qué rollo! En fin, que hoy estoy profunda.
    Un beso enorme, enorme para ti solita, ala!!

    Me gusta

  5. Si, se que estas pero la verdad es que en ocasiones me gustaria tomar el cafe hablando contigo,sensaciones raras de este mundo.
    Me parece que con Eva tendremos una gran historia,no quiero decir que las demas sean malas,la d e Brisa me gusta ver lo que ve una niña y recordar como ella mis compras de ropa o mi primer perro que fue mas o menos como el de ella.
    Un besazo de mi parte para todos y un abrazo muy fuerte para ti Holliday.Marina  

    Me gusta

  6. Le di al enter sin querer… un beso, a ver como te lo doy hoy… mira, como hace tiempo tú mismo dijiste, "inabarcable, como los sueños al viento". ¿Era así? Pues eso.
    A los demás, un beso también, eh?

    Me gusta

  7. Hola…
    Marina, me echas de menos? Por qué? Estoy aquí, un poco menos intensa, pero estoy y no me olvido… como podría olvidarte, si eres de lo mejorcito que tengo. Un beso enorme.
    Toni, pues estoy recuperándome del porrazo que me pegué contra el suelo después del tornillo, pero bien, eh? El moratón no será muy grande… supongo.
    A lo serio… (bueno, todo lo es, pero más), no has leido a Cortázar, vale. Pues empieza a hacerlo que merece la pena, a ver si puedo y copio un trozo que he leido que es…. uf! una pasada. Y gracias por tu mail,(aún no he leído, no he tenido tiempo!! pero me pongo en cuanto pueda, con las ganas que tengo me lo acaba rápido). En cuanto al curso, también lo leeré, aunque te confieso que eso de "apreder para desaprender" nunca ha sido lo mío, prefiero saltarme todas las reglas directamente. A saco. Siempre he sido así, que le voy a hacer. Vaaaale, me esforzaré.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: