La cara de arriba (Down) XVIII

  Tom Waits    

  http://www.goear.com/files/localplayer.swf

 

  XVIII

 

 

P- ¿Cuánto tiempo crees tú que van a quedarse?

Pepe, Marcelo y Gregorio estaban tumbados en la hierba al lado del eucalipto, en la parte de atrás. Miraban la ventana recién descubierta en la fachada e intentaban imaginar como hacer para bajar el piano de allí sin estropearlo, pero se lo tomaban con calma, tampoco había ninguna prisa.

M- No lo sé, no creo que mucho, van de ruta y ya llevan aquí casi dos semanas.

P- Lástima no haber llegado antes.

Gr- Pues yo no creo que se vayan aún.

P- ¿Tú no crees o tú no quieres?

Gr- No creo, ¿no ves como se han tomado lo de la casa? Parece que sea suya, están currando que no veas…

P- Hombre… currar lo que se dice currar, no veo yo que eso se le parezca mucho, la verdad.- Pepe se había incorporado un poco y miraba a Lucía que se alejaba con Juan camino del molino con una cesta.- Yo más bien diría que se van de picnic. ¿Quien es? No la había visto.

M- Juan. – Dijo Marcelo levantándose él también.

P- A Juan ya lo conozco, idiota, me refiero a la chica.

M- Esa es Lucía. – Al oír el nombre de Lucía Gregorio también se incorporó. – Son muy amigos.

P- Se conocían de antes, claro.

M- No, que va, se conocieron hace tres semanas, en su pueblo. Él los trajo aquí, me contaron que iban de ruta por la costa pero que era agobiante, mucho calor y atascos, y que habían decidido cambiarla por la montaña y que si no me importaba que acamparan aquí.

P- No me digas más, viste salir a la rubia y dijiste, “ya está, he ligado”, que puñetero.

Gr- Por dios, Pepe, dile a los frailes que te dejen salir más a menudo, vas quemadísimo, la ostia.

Soltaron unas risas y se dejaron caer hacia atrás de nuevo. Lucía asomó de entre unos arbustos bastante altos y miró a ver si había alguien cerca, los vio tumbados y dudó, no sabía si llamar a Gregorio o a Marcelo, si llamaba a Gregorio quizá él pensara que ella sentía interés por él, lo cual era cierto, pero luchaba por esconderlo hasta a sí misma, así que al final fue Marcelo el escogido…

L- ¡Marcelo! ¿Puedes venir?

Marcelo miró a ver quien le llamaba, vio a Lucía y se levantó en seguida.

M- Claro, ya voy.

Pepe lo observaba, al igual que Gregorio, solo que este no tenía la misma sonrisa en la cara.

P- Pues no, no era por la rubia, fue la pelirroja. Ay, el amor…

Gr- Por qué no subimos a ver si desde arriba se ven las cosas de otra manera y damos con la solución para bajar el piano… – Gregorio se había levantado y se encaminaba a la casa.

P- ¿Es necesario? – No hubiera querido levantarse, pero su amigo ya estaba casi llegando a la casa. – Pues sí, parece que es necesario.

 ≈≈≈≈≈

 

A Marcelo le gustó Lucía nada más verla. Luego la fue conociendo y aún le gustó más. Era decidida y tenía carácter, se hacía escuchar y daba su opinión sin imponerla pero con firmeza. También habían mantenido unas cuantas charlas muy agradables paseando por el bosque, siempre reía y lo hacía a carcajadas, eso le encantaba de ella, porque parecía sacar todas las cosas buenas y alegres de los demás con su risa. A Gregorio le gustaba porque… porque su corazón le pedía que la mirara, que pensara en ella a todas horas; que buscara su compañía, que le cogiera de la mano y se la llevara lejos de los demás para tenerla para él solo; porque sentir su presencia sin hablar siquiera era suficiente para acelerarle los latidos; porque si sin oír su voz ella le provocaba todo eso, oírla era como morir asfixiado de placer, y respirar el mismo aire que ella respiraba era volver a vivir. Y ahora no vivía. Si era cierto que su hermano sentía algo por ella entonces… no podía hacer nada, no podía acercarse, no le haría eso jamás a su hermano, otra vez no. Y parecía que así era, porque desde el ventanal de la habitación del piano no solo se veía muy bien el molino, si no el grupo de amigos que al lado había. Marcelo escuchaba a Lucía reír porque Juan se había quedado atrapado entre las ramas de un árbol, por eso había ido a llamarlo, para que lo ayudara. Y Marcelo la miraba como él la miraba. ¿Cómo no se había dado cuenta antes? Desde entonces él empezó a alejarse y a sentir dolor. Y ella también, porque no entendía que unos días antes él fuera tan dulce y le quitara toda capacidad de razonar con solo un roce de su mano y hoy, ahora, se alejara y no apareciera más que para preguntar por Alba y causarle daño, herirla, partirla por la mitad y hacerle sentir ganas de querer gritar sin poder hacerlo.

 

≈≈≈≈≈

 

Anuncios

8 pensamientos en “La cara de arriba (Down) XVIII

  1. Para la lata oxidada, jajajaj, que impaciencia dios!!! Los humanos somos estúpidamente imperfectos (e impacientes, jejeje), ahí reside nuestra belleza….mmmm, ya está.
    Un beso-globo reparador de latas.
     
    Para Rosa del Mar, de nada, ahí va otro y todos los que necesites.
     
    Para Tony… si ya lo sabía yo, (es que dejas muchas pistas)… que perra os ha entrado con el piano. Dejadlo donde está que queda muy mono. Todos los que hagan falta, siempre es un placer leerte… y divertido.
    Un beso.
     
    Para el dueño de la cacharrería de parte del elefante, ¿quien te ha dicho que Marcelo no sea guapo? es un bombón de tío… pero soooosoooo. ¿Qué te pasa en el hígado? Vas a tener que ir al médico antes de embarcar, mi querido Capitán. Solo faltaría que te pusieras malito en alta mar y empezaras a alucinar con pianos de cola sobrevolando el navío…
    Gracias por las tuyas, un beso.

    Me gusta

  2. Holliday, yo también voto por Marcelo, que coño!. Porque siempre el guapo se tiene que levantar a la chica?… Ah!, y que bajen el piano de una puñetera vez, y que se dejen de mirar para el que me están poniendo del hígado, jajaja.
    Gracias por tus visitas

    Me gusta

  3. A mi Holliday lo que mas me esta dando que pensar de todo esto es como va a terminar el asunto del piano…porque ya me diras tu la papeleta que tienen con poder bajar el piano..¡¡¡  Si es que soy un romantico empedernido..ejjejje
    Hola Holliday….gracias por regalarme un minuto de tu tiempo.. 
    Toni..

    Me gusta

  4. "Otra vez no" así que ya paso una vez…..que tontorrones somos los humanos sufriendo por lo que no somos capaces …Si pudiéramos saber lo que piensa el otro y ver que estamos los dos pensando lo mismo..pero no,tenemos que llamar a uno cuando lo que deseamos es llamar al otro y así no hay manera…humanos…Tengo que releer la historia estoy un poco dura de mollera pero creo que Lucia se queda en el pueblo y no marcha con el grupo¿o si?
    Un besote despacito,tengo el cuerpo  de lata oxidada,necesito mas días para recuperarme ,pero contenta…Marina.
    PD con la película"El velo….lo siento pero me dormi,la esencia de la peli es buena pero un poquito larga.!!!Que bonito es el amor!!!jajajajaja

    Me gusta

  5. Hola Princesa!! Lo mismo digo. Un beso.
     
    Ay…. pobrecito.
    Jijiji… (hace tiempo que no reía así, de mala, malisima, jijiji)
    Bueno, a ver… 1º, he visto la película y no me parece "menor" a pesar de que Mitchum a mi no me guste demasiado, 2º la historia se te hace familiar… pero yo no conozco tu historia, o si? quizá es que es la historia de mucha gente y si es así, será porque las personas tendemos a repetir un mismo patrón para todo, incluso a la hora de enamorarnos. Solemos escoger el menos "conveniente"  y dejamos de lado el amor racional… ese es aburrido. Pero te doy un consejo, no desesperes, por lo menos en esta historia. 3º Un beso… otra vez???? La prospe??? qué es eso?
    Bueno, pues un beso.

    Me gusta

  6. tenemos que partir una lanza en favor de marcelo. asi que el tema es que gregorio se acaba llevando a la chica? y porque leches se tiene que enamorar de gregorio??. marcelo. el tipo abnegado que inca la rodilla cada mañana en la trinchera del trabajo rural, que se mantuvo firme al lado de su familia, que guarda silencio ante los desmanes y fantasias hippies de su hermano y que una vez mas…. una vez mas tiene que tragar y ver como le arrebata a la chica. marcelo, un tipo callado y razonable. mi personaje. mi alterego… la historia de mi vida.
    jejejejejeje.
    he dramatizado un poquito. pero holly, como esta vivencia no me es del todo ajena hace que aflore el hooligan que habita en mi.
    para entender esta postura yo recomendaria una peli, calificada por muchos como menor, de David Lean "La hija de Ryan" . David lean: Lawrence de Arabia, Dr. Zivhago, El Puente sobre el rio Kwai…
    ademas Robert Mitchum es uno de mis actores preferidos. un gran personaje, callado, sufrido, con honor… The jakuzza.
    me voy que si no la prospe no la hago. un beso otra vez
    toni

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: