A weird dream III

Empecé a notar que me faltaba el aire. Con los ojos muy abiertos, llenos de pánico, vi como diminutas burbujas subían hacia la luz mortecina que cada vez quedaba más lejana en la superficie. Pequeñas esferas llenas de oxígeno que escapaban de mis labios apretados y arremolinadas en mi pelo, que flotaba ondulante delante de mis ojos como en una danza, bella pero macabra. Y él seguía su avance, nadando, caminando, sin prestar atención a mis piernas inertes, dóciles al fin. Mis piernas que ya no se resistían a nada, que ya no luchaban por tomar impulso hacia ningún lugar, resignadas al destino que él quisiera darles.

Oí un sonido difuso, gutural. No logré saber si fui yo que hablaba o él. Otra vez. Distinguí un “abre los ojos”, pero eso no podía decirlo yo y si era él que me lo ordenaba tampoco tenía demasiado sentido: mis ojos estaban abiertos, aún veía el pequeño punto de luz titilando en la cada vez más inalcanzable superficie. “Abre los ojos. ¡Respira!”

Me sentí succionada como por un desagüe. Dentro de una espiral vertiginosa, vi una mano que intentaba asir la mía. No era la suya, él seguía sujetando mis piernas, ¿o no? Tal vez no fuera eso. Tal vez fuera alguien que como yo soñaba. Alguien con quien compartir mi sueño. Alguien que intentaba alcanzarme. Para salvarme. Para salvarse. ¿Significaba eso que había alguien más atrapado igual que yo? Un hombre a lo lejos, completamente desnudo, me miraba con estupor, las olas lo escupían hacia la orilla. Una orilla en un río.

“¡Ábrelos!¡Respira!”

Y como zarandeada por esa imagen, como si me hubieran abofeteado, abrí los ojos y respiré.

Mi corazón dio un vuelco, o algo semejante. Un dolor agudo y estridente recorría todo mi ser. Sentí como si me volvieran del revés y arrojaran mi cuerpo contra una pared cubierta de papel de lija. Me pitaban los oídos. Las manos me temblaban. Los pies me temblaban. Las piernas, los brazos, mi cara, toda yo temblaba. Pero estaba seca.

Todo a mi alrededor había cambiado.

Todo ha cambiado.

Y aquí me encuentro, desorientada, confundida, sin entender que está pasándome.

Continuará

Anuncios

7 pensamientos en “A weird dream III

  1. Pingback: A weird dream III | Solo Laura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: