Around…

Bailaba alrededor tuyo, como una marioneta.

No me explico qué fue lo que pasó contigo, por qué dejé de hacerlo.

Un día estaba danzando hipnotizado por tus pies, y al siguiente ya no oía tu música.

Estoy en el final de mi vida, y pienso en cómo podría haber sido de seguir bailando, donde habríamos llegado los dos. La verdad, no me arrepiento, poco podría hacer a ese respecto. Siempre he pensado que cuando uno toma un camino, no debe mirar atrás, no hay que andar en él pensando donde le hubiera llevado el otro, si hubiera sido más fácil o más corto o más divertido. Pero ahora que ya no me queda camino, hago un repaso de lo recorrido, y he llegado hasta ti.

Recuerdo perfectamente tu risa, parece que la escuche a través del tiempo, intacta, perenne, cristalina llegando a mis oídos. Y tu rostro, eternamente joven en mi memoria. Te veo pintando uno de tus muchos cuadros inacabados, desechándolo y empezando otro. Tal vez fuera eso, tu incapacidad para elegir un camino y seguirlo hasta la elección de otro, con sus consecuencias y sus desenlaces, lo que realizó en mí la renuncia a ti. A pesar de haber cambiado constantemente de rumbo, creo que yo en aquel entonces necesitaba ver en ti la determinación por algo. Y aún así, habiéndome apartado de tu camino, ahora vuelves a mis recuerdos. Me gustaría saber dónde te llevaron tus bailoteos constantes, si encontraste alguien que deambulara contigo en ellos. Creo que tú querías sinceramente que yo fuera ese alguien, y tal vez mi desaparición truncara en ti la esperanza o la creencia del amor verdadero. Quizá en este punto, viene a mí una palabra: perdón. Aunque tampoco ahora servirá de nada. ¿Cómo va a llegarte desde donde yo me encuentro? A saber donde estarás tú. Hace un rato recordé un panfleto y un recorte de diario, con una noticia sobre ti y una exposición. Eso me ha llevado hasta nuestra época juntos. Después de todo, después de mí, escogiste uno, un camino, por lo menos en ese año. Recuerdo pensar, por aquel entonces, en que por fin habías acabado varios cuadros, si no, no hubieras podido exponerlos, y estar tentado de ir a visitar tu presentación. Lo que no recuerdo es el motivo por el cual, al final, no fui. Tal vez porque siempre me ha horrorizado mirar hacia atrás, por si me daba cuenta de haberme equivocado. Uno asume todo de sus decisiones, ya lo he dicho antes en este diálogo interior contigo, que ya no estás y no me escuchas, lo bueno y lo malo.

Me temo que ya estoy haciendo tarde en mi última decisión, en el final de mi vida. Echarte de menos o no, antes de irme por mi nuevo camino. Puede que sea la que me esté costando más de elegir. Y la que temeré más sus consecuencias. Porque después de ella, si elijo lo primero, sufriré mucho, y si elijo lo segundo, desaparecerás para siempre de mi memoria. Y de momento, estás resultando un recuerdo muy bonito. Con tu flequillo corto, muy negro, tus orejas pequeñas y tu sonrisa abierta, tus manos rápidas sobre la tela y tú, tarareando una canción.

Y yo contigo, bailando alrededor de tus dedos.

Holly

Anuncios

Un pensamiento en “Around…

  1. Hay músicas que ya no nos hacen bailar más, un camino que quedó atrás y sólo en el recuerdo nos resulta atractivo, bonito, porque somos así, olvidamos lo dañino.
    Un saludito y buen camino hacia adelante, esta semana ya sabemos donde nos lleva!!!!!!! Nos vemos pronto! 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: